miércoles, 5 de diciembre de 2018

BONITAS AMISTADES


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Faltan las felicitaciones de Podemos, PSOE, PP, Ciudadanos y ultrafeministas. Esto no hubiera sido posible sin todos ellos.


Franco también les agradece haber sido resucitado por la gracia de Marx.

Anónimo dijo...

Cómo frenar a la ultraderecha:

¿Qué tal empezar por hacer un DIAGNÓSTICO CORRECTO de lo que es la ultraderecha?

¿Cuándo la derecha va demasiado lejos?
¿Cuándo se convierte en ultraderecha, y no se debe tolerar?

Diagnóstico habitual (Y ERRÓNEO): cuando están a una cierta distancia ideológica de quien hace el diagnóstico.

MAL.

No puede ser que la definición de ultraderecha dependa del que la define, porque entonces NO ES UNA DEFINICIÓN, SINO UNA OPINIÓN.


Proposición alternativa:
La derecha se convierte en ultraderecha cuando empieza a hacer aseveraciones sobre superioridad étnica o nacional con las que respaldar el uso de la violencia.

Una definición mucho más objetiva, clara y concisa, y en la que encajan a la perfección los movimientos REALMENTE ultraderechistas del siglo pasado...

...pero es una definición incómoda para muchos porque:

A) implica reconocer que existe una posición política legítima que, sin transgredir esa línea roja, transgrede varias de las líneas rojas imaginarias que trazan desde la "divine gauche", que esa posición no es fascismo, extrema derecha ni ultraderecha, sino simple y llanamente derecha.

B) Implica reconocer que aquellos a los que se les llena la boca asustando viejas con el auge de la presunta ultraderecha, de hecho se encaman con partidos políticos cuyos líderes defienden la superioridad étnica y nacional (ejem, Torra, ejem), es decir, los AUTÉNTICOS ULTRADERECHISTAS

C) Implica aceptar que el votante de derechas, muy mal representado por partidos que por querer abarcar mucho aprietan muy poco, va a encontrar mucha mejor representación en VOX que en el PP o en C's.

D) Implica asumir que muchas de las propuestas e ideas de VOX son legítimas y respetables, y deben ser debatidas y si acaso rebatidas con argumentos, no con ataques ad hominem al grito de fascista, fascista, caca, culo, pedo, pis.

Y una cosita más: alguien debería empezar a preguntar a todos estos pastorcillos gritando "que viene el lobo" si alguna vez se han parado a pensar en que cuando la izquierda va demasiado lejos, se convierte en ULTRAIZQUIERDA, y debe ser tan denostada y repudiada como la ULTRADERECHA, o qué van a hacer si aparece LA ULTRADERECHA DE VERDAD y la gente está tan acostumbrada a que todo sea tan facha facha facha que no reconoce el riesgo.



Comparar a Vox con movimientos neonazis es estar mal de la cabeza.
Y si se hace por algún interés, también es de estar mal de la cabeza, cuando no de ser un psicópata.

NoName dijo...

Al segundo anónimo, coincido con usted (un poco largo el post, pero a mi también me han acusado de pasarme escribiendo).

Sobre lo del diagnóstico correcto, viendo la "alerta antifascista" de Iglesias-Garzón, lo de estos va a ser una huida hacia adelante que solo va a empeorar las cosas. Me sorprende la soberbia de tantos ultraizquierdistas que se han convertido en lo que dicen combatir.

Aparte, los colectivos que están siendo usados por la izquierda radical (en ese llamamiento y para otras cosas, como son el LGTBI, las mujeres, etc.) debería empezar a alzar la voz y no dejar que hablen en su nombre y que estos ultraizquierdistas pretendan usarlos.

Sobre el punto B, me parece increíble la hipocresía con la que Pablo Iglesias califica a Arnaldo Otegui de "hombre de paz" pero deslegitima el logro de Vox en las urnas calificándolos de fascistas. Pero claro, es más cómodo para el ego pensar que más de la mitad de Andalucía se ha vuelto Nazi derrepente que admitir que te pasa factura, precisamente, el tener actitudes totalitaristas hacia los que no opinan como tú.

Anónimo dijo...

Casi todos las ideologías son más o menos fascistas si es necesario para aplicar sus ideas, sobre todo para los que lo ven desde una ideología contraria.

Me considero más cerca de la izquierda, pero en el caso de vox yo tampoco veo mucho más fascismo que en otros partidos. Pasa que prefiero otras ideas porque si les veo machistas y con un poco de racismo selectivo, pero asi es la democracia y asi son los populismos, la misma gracia les habrá hecho en su momento a los antipodemitas

Anónimo dijo...

"la misma gracia les habrá hecho en su momento a los antipodemitas"

Yo estuve personalmente en la manifestación del 15M y ahora mismo votaría a VOX. Al día de hoy me parece la opción más razonable. El 15M->Podemos de mi barrio fue cansando a la gente decente con mamarrachadas y dejaron de acudir a los círculos porque a nadie le gusta discutir contínuamente con intolerantes en posesión de la verdad, aunque sean intolerantes de los que quemarían iglesias si pudieran.

Anécdota: recuerdo como a un compañero muy comunista le hablé de la semana santa gaditana y al hacerle ver que había muchos jóvenes entre los penitentes y que aquello tenía futuro, torció el gesto. Le jodió bastante.

Anónimo dijo...

En los círculos de podemos se concentrará la izquierda, es normal que no sea lo más cómodo para discutir ideas de derecha. Puedes organizar círculos de vox y verás lo que dura un comunista o feminista allá adentro