viernes, 20 de octubre de 2017

ACTIVANDO ARTÍCULO


7 comentarios:

Anónimo dijo...

Vale, cuando NO me guste una Ley, me la salto, la ignoro y hago lo que me salga de los webs, y si me ponen multas/me llevan a la cárcel, lloro, pataleo, grito que me están orpimiendo, que violan mis derechos y que no quieren dialogar.

Lo dicho, cuando se repiten las mentiras acaban convirtiéndose en realidad.

Manu Escarcena dijo...

Estupendo. A ver si además del 155 también aplican el 35 y el 47, esos que se lo pasan por el forro todos los políticos

Pablo Gallego dijo...

No se cumple uno, incumplamos todos. O follamos todos o la puta al rio.

Anónimo dijo...

Le serán más propias las palabras, pero hemos de recordar que por muy políticos que sean no están por encima de la lay. ¿Le habrías hecho la misma viñeta a todos esos políticos chorizos ya condenados? Incumplen la ley tanto los unos como los otros.

Los chorizos del trinque se lo llevaron calentito "pacíficamente" y por ello no dejan de ser menos chorizos.

El diálogo se pide antes de los hechos consumados, ahora las palabras se las lleva el viento....

Anónimo dijo...

No hay problema, traduzco para los de humanidades: "ARTÍCULO CIENTO CINCUENTA Y CINCO DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA" (todas las palabras con todas sus letras).

Anónimo dijo...

Hay por internet unos artículos que aparecen ahora (¡!) donde se detalla que el motivo de todo esto es que quieren el llamado "cupo catalán", igual que el "cupo vasco" de los vascos donde ellos son los que gestionan la Hacienda y todo el dinero de los impuestos y luego "si eso" dan una parte al Estado central para que lo reparta entre todos los españoles, incluidos ellos (otra vez).
Además del hecho de que muchos dirigentes catalanes están pendientes del fin del secreto bancario, que desvelaría toda la trama del dinero que hay en Andorra.

Pero lo que importa es la aplicación del constitucional artículo 155 coartando la libertad de unos chorizos catalanes capaces de montarnos casi una guerra para seguir choriceando a sus súbditos catalanes.
Quizá nos lo merezcamos, por ser colectivamente muy tontos.

Anónimo dijo...

En mis tiempos, exceptuando algunos compañeros muy inteligentes que realmente deseaban estudiar una de las carreras de Letras, y que a día de hoy siguen siendo gente inteligente.

A las carreras de Letras se solían dirigir los más zotes y malos estudiantes que teníamos en la clase porque era, y es, más fácil aprobar memorizando que razonando.