lunes, 29 de septiembre de 2008

Humos

1 comentario:

Yvon dijo...

Lo peor de todo es que eso mismo nos pasará a más de uno. Menos mal que el infierno no existe, ¿o si? ¿o no?